miércoles, 18 de diciembre de 2013

Uno puede irse, pero no hacerse...

0 comentarios


Pulsa sobre el enlace para ver el video:


«¿Cansado de ser de aquí? ¿Harto de tu país de pandereta? Hazte extranjero» Así comienza el anuncio de la nueva campaña deCampofrío, que vuelve por Navidad para tocarnos la fibra sensible, con la entrañable Chus Lampreave como protagonista. Una vez más la empresa de embutidos se ríe del pesimismo y ensalza «lo nuestro» con una campaña emotiva llena de caras conocidas. Como Chiquito de la Calzada que opta por hacerse inglés, o Verónica Foqué, en clara alusión a Gerard Depardieu, que prefiere ser francorusa.
«Tiene que molar ser de una superpotencia y decir que soy del G-8», dice la genial Chus Lampreave mientras pasea por un mercadillo donde cada país ofrece certificados de nacionalidad. Pero mientras decide por un país, se pregunta si esto implicará cambiar de carácter: «¿Qué hacemos con eso de abrazarnos y tocarnos todo el rato, y con lo de hablar a gritos como si estuviéramos sordos, y el sentido del humor qué hacemos con él, y lo de invitar aunque no tengas un duro?».
«Algunos le llaman carácter o cómo somos, pero no lo tiene todo el mundo, no está por todas partes. Es esa manera nuestra de ser y sentir de la que jamás te podrás deshacer porque va contigo vayas donde vayas…», asegura Chus Lampreave, que reniega en el último momento de hacerse sueca: «No, no puedo. Uno puede irse, pero no hacerse». Y todo ello, con la versión flamenca del «A mí manera» de fondo.


0 comentarios:

Publicar un comentario